miércoles, 12 de junio de 2013

El Seriátrico: Punky Brewster

¿Quién puede olvidar a esa niña pecosa que vestía un tanto estrafalaria y con un zapato de cada color? Seguro que muchos de los que hemos crecido en los 80 conocemos las desventuras de esta huerfanita y a su inseparable perro Brandon. La serie quizá resultara algo cursi y moralista en algunas ocasiones como casi todas las producciones infantiles, pero el personaje de Punky Brewster se convirtió en un símbolo para los niños de esa época.


Penélope "Punky" Brewster (Soleil Moon Frye) se ve abandonada por su madre en un centro comercial y no tiene más remedio que buscarse la vida junto con su perro Brandon (nombre que le da la niña por su confusión con el actor Marlon Brando, al que ella llama "Marlo Brandon"). La vivaracha niña se instala en un apartamento vacío que administra el fotógrafo Henry Warnimont (Eric Lassar en "Loca Academia de Policía"), un hombre mayor y viudo con un carácter un tanto agriado que pronto se irá endulzando cuando la relación entre la niña y él se va desarrollando. Al principio sólo la vecina de arriba Cherie Johnson (Cherie Johnson, sobrina y enchufada del creador de la serie David Duclon, que también la enchufó en "Family Matters" como Maxine, la amiga de Laura Winslow) sabe de la existencia de la pequeña okupa y se hacen muy amigas. Otros amigos de Punky son la repelente niña pija Margaux (Margó) Kramer (Ami Foster, se parece un poco a Kristen Dunst, ¿no?) y Allen Anderson (Cassey Ellison), un crío un tanto "empanao".

Los momentos más memorables de la serie fueron la eterna lucha por la custodia de Punky, para que Henry fuera su padre adoptivo, sobre todo en la segunda temporada cuando el hombre enferma por una úlcera y los servicios sociales lo consideran demasiado mayor para criar a una niña. Esta temporada fue especialmente intensa y su último episodio es difícil de olvidar: los niños están viendo a tiempo real el despegue del Transbordador Espacial Challenger cuando éste explota y se desintegra en el aire, matando a sus siete tripulantes, entre ellos la profesora de secundaria Christa McAuliffe (hecho real que puso en entredicho a la NASA y el plan de Ronald Reagan para que viajaran civiles al espacio). Punky queda traumatizada y sus sueños de ser astronauta se esfuman, hasta que le visita el astronauta Buzz Aldrin. La NBC decidió cancelar la serie tras este episodio (traumático como eran antes las series infantiles) a pesar de que tuvo altos índices de audiencia.

Pero había Punky Brewster para rato y tras estas dos temporadas emitidas entre 1984 y 1986 le siguieron una tercera y cuarta temporada en la que la pequeña se hace mayor, ya no viste tan estrafalaria (sólo lo estrafalario que se puede ser en los 80) y Henry ya no tiene el estudio de fotografía (incendiado, reconstruido, comprado por un magnate...) y monta un retaurante llamado Punky's Place donde nuevas aventuras ahora adolescentes les esperan. A parte de todo esto, la serie tuvo un spin-off de animación y sacado de la manga en el que una especie de Ewok llamado Glomer tiene el poder de llevar a los niños a cualquier parte del mundo entre otras cosas, así que abría un mundo de posibilidades al personaje de Punky Brewster y su "Punky Power".

De todas formas, hay que recordar (y desenterrar viejas pesadillas) cuando aterrorizó a toda una generación con su doble episodio "The Perils of Punky", en el que Punky y sus amigos se perdían en una cueva donde había unos indios que les decían que nadie salía vivo de ella porque un espíritu maligno vive dentro, pero ellos igualmente se adentran en la cavera, desapareciendo uno a uno... pronto Punky empieza a encontrarse con sus amigos poseídos, desmembrados o convertidos en zombie (todo esto aderezado con efectos especiales de los 80) y a su perro despellejado. No entiendo qué pretendían los guionistas con este episodio, pero está claro que por aquél entonces los niños se tenían que acostumbrar al suelo de gravilla cuando se caían del columpio.




Antes y después: Sabemos que en el Seriátrico siempre estáis esperando que digamos qué fue de aquéllos actores, ¿son drogadictos? ¿están en la cárcel? ¿o en alguna secta extraña? Pues bien, no es el caso de Soleil Moon Frye, ya que desde entonces ha tenido una carrera quizá no demasiado notoria pero con algunos papeles como Roxie King la amiga de Sabrina en "Sabrina: Una bruja adolescente" y algunos cameos en series como Salvados por la Campana, Aquéllos Maravillosos Años (serie en la que también han participado sus compañeros de Punky Brewster Ami Foster y Allen Anderson) y en la grandiosa Friends (en la que hace de novia de Joey y no hace más que pegarle). Además de prestar la voz a diversas series de animación, ha dirigido la película Wild Horses (1998) y el documental Sonny Boy (2004) con el que ganó en el San Diego Film Festival.

Está bien... vamos a hablar su pasado: la actriz se operó de gigantomastia juvenil antes de cumplir los 16. Para quien no sepa de qué trata esta enfermedad, (puestos a ser morbosos) os dejamos algunas fotos de aquélla época de la actriz:



Respecto a su vida sentimental (que marujas somos todos en el fondo) ha estado con los actores Edward Furlong (Terminator 2), Mar Whalberg cuando se hacía llamar Marky Mark (jijiji) y su ahora marido el productor Jason Goldberg con el que ha tenido dos hijos. Actualmente Soleil Moon Frye ha abierto en Los Ángeles junto con dos amigos una boutique infantil respetuosa con el medio ambiente llamada The Little Seed.

Como puntilla, destacar que la actriz tiene un gran humor y cuando en su Twitter llegó al millón de seguidores, cumplió su promesa de que Punky Brewster volvería, y aquí la tenemos:


Pero quizá sea mejor recordar a Punky Brewster con 8 años, así que os dejamos con la intro ("Every Time I Turn Around" escrita por Gary Portnoy y Judy Hart Angelo y cantada por Portnoy) que seguro que os trae algunos recuerdos:


Naiara









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada