miércoles, 18 de septiembre de 2013

Ozymandias



Con “Ozymandias” el episodio 5x14 de “Breaking Bad” me he quedado un poco traspuesto, con una sensación similar a la que tuve después de asistir a la “Red Wedding” de “Game of Thrones”. Por ese motivo, he decidido hacer terapia y ponerme a escribir (funcionó con la “Boda Roja”, esperemos que vuelva a funcionar esta vez, si no, siempre me quedará la opción de tomarme una dormidina hoy antes de meterme en la cama…).

Está claro que Vince Gilligan se ha propuesto que nos dé un infarto en esta última tanda de episodios. No sé hasta qué punto se da cuenta de cómo está creando unas grandes expectativas hacia su esperado desenlace. Los seis episodios que llevamos desde el largo e inacabable parón están siendo como una montaña rusa. Todos los secretos se están destapando, todo lo que ha hecho Walter/Heisenberg está trayendo trágicas consecuencias. De ahí el título de este magistral episodio “Ozymandias”, el título de un soneto de Percy Bysshe Shelley, que habla de la inevitable decadencia de todos los líderes y de los imperios que éstos construyeron sin importar cuan poderosos fueron en su tiempo. El imperio creado por Walter se está desmoronando y en este episodio lo vemos más que en cualquier otro.


El episodio comienza con un entrañable flashback de Walter en calzoncillos junto a Pinkman, superamigos ellos, cocinando por primera vez su tesoro azul en la drogoneta. Luego Walter sale para llamar a Skyler y excusarse para decirle que llegará tarde. Skyler, embarazadísma, le sugiere el nombre de Holly para el bebé que tiene que nacer. Es una llamada que da muy buen rollo, que contrasta con la que tendrán más adelante en el episodio estos dos mismos personajes. Este simpático flashback nos coloca en una situación de bienestar, para luego darnos un buen garrotazo por la espalda. Creo que Gilligan es tan sádico como George R. R. Martin…

Este episodio hubiera hecho las delicias de nuestro anterior Seriefórum sobre los momentos más WTF! Recordemos que el episodio anterior terminó con un intenso tiroteo en medio del desierto, que ya dejó a Hank malherido en la pierna. El primer momento WTF! llega hacia el minuto 11, cuando Hank es disparado a bocajarro. Walter intenta impedirlo, pero el grupo de sicarios liderado por Jack no está dispuesto a que un miembro de la DEA se vaya con vida y pueda echarlo todo a perder. La muerte de Hank era algo que se veía venir, era la crónica de una muerte anunciada. Estoy seguro que Marie, su esposa, volverá a ponerse a lo Winona Ryder en cuanto se entere de que su estimado esposo ha muerto.


Hacia el minuto 18 llega el segundo WTF! Walter, furioso y dolido por la muerte de Hank, revela a Jack que Pinkman no se ha ido, que está escondido bajo el coche. El grupo de sicarios lo pilla para llevárselo y, en principio, matarlo. Pero lo peor de todo es la frase que le suelta Walter a Pinkman antes de que se lo lleven, algo que todos sabíamos que Pinkman acabaría averiguando, pero que, como había pasado bastante tiempo, pensábamos que igual Gilligan se permitiría la licencia de dejarlo en el olvido, pero no…, finalmente llegó la confesión que más temíamos, Walter dice: Vi morir a Jane. Yo estaba allí y la vi morir. Vi cómo sufría una sobredosis y se ahogaba hasta la muerte. Podría haberla salvado, pero no lo hice. Viendo este momento no pude evitar que se me escapara un desgarrado NOOOOOOOOOOOOO! a lo Lady Stark en la Boda Roja justo antes de que le rebanen el cuello, tuve que poner el episodio en pause y ponerme a whattsapear a mis amigos para poder compartir lo que estaba sintiendo en ese momento y así también poder pillar aliento por todo lo que había vivido en tan sólo 18 minutos de episodio. ¡Dios mío! Si no íbamos ni por la mitad…


El tercer momentazo de la serie llega hacia el minuto 36 en el 308 de Negro Arroyo Lane, cuando Walter llega a casa dispuesto a llevarse a Skyler, a Walter Junior (alias Flynn) y a Holly lejos para comenzar una nueva vida con el último bidón lleno de dinero que le queda. Pero Skyler, que había sido advertida previamente por Marie diciéndole que había recibido una llamada de Hank informándole que habían capturado a Walter, rápido se da cuenta que si Walter está libre y no en la comisaría es que probablemente Hank ha muerto. Skyler coge un cuchillo y amenaza a Walt, hasta que se enzarzan en una pelea muy muy incómoda, en un momento hanekiano a lo “Funny Games”, donde te pasas todo el rato pensando que el chuchillo, de esos grandes que sólo tienen en las cocinas americanas, acabará clavado en alguien.





A partir de ahí, los diez últimos minutos de la serie son como un ciclón de acontecimientos y emociones. Walter secuestra a Holly. Skyler sale tras él gritando desgarradamente (un premio, pero ya, para Anna Gunn en la cercana entrega de los premios Emmy por este papel y otro para la pequeña Holly que solloza MA-MA entre lagrimones como nadie). Luego tiene lugar algo que en mi opinión tiene que pasar a la historia, que es la llamada de teléfono que le realiza Walter a Skyler, que tiene ya a la policía en casa. Walter le recrimina que nunca haga lo que le pide, que le trate con poco respeto y le acaba sentenciando: Graba mis palabras, Skyler. Haz lo que te digo o terminarás como Hank. OMG!!!! ¿Hay algún premio para la llamada telefónica más tensa de la historia de la televisión? Segunda conversación telefónica del episodio entre Walter y Skyler, que marca el principio y el final del viaje y de cómo ha cambiado la relación entre estos dos personajes.


El episodio ha conseguido una ratio de 6.40 millones de espectadores, el récord de la serie. El propio Gilligan ha revelado en unas recientes declaraciones que considera que es el mejor episodio de la serie. Las críticas hacia el episodio lo han halagado unánimemente. Maureen Ryan del Huffington Post lo etiquetó como “El episodio más duro que he visto en TV (…) retorcido, devastador, que te remueve el alma” o Seth Amitin de IGN llamó al episodio El más desgarrador, retorcido, horrible, y bien planificado”.

La cuenta atrás ha comenzado, sólo dos episodios más para el épico final!!!!

David

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada