sábado, 6 de abril de 2013

La madre del cordero!



“Una vez un empleado del censo intentó hacerme un cuestionario. Me comí su hígado acompañado de habas y un buen Chianti”. Cualquier personaje capaz de decir algo así con elegancia ya tiene captada mi atención. La saga literaria de Thomas Harris sobre Hannibal Lecter nos llega ahora en forma de serie televisiva de la mano del interesante creador Bryan Fuller, guionista de la serie “Heroes” y responsable de series como “Dead Like Me” o “Pushing Daisies”; nunca terminé ninguna de las dos, a pesar de contar con sólo dos temporadas cada una de ellas, pero tengo que reconocer que sus premisas, el tratamiento y el enfoque de ambas eran muy interesantes. Hace poco también llevó a la televisión una especie de reinvención de la familia Munster llamada “Mockingbird Lane” que, en mi opinión, era bastante floja; fue creada como posible piloto de una serie de televisión, pero finalmente se emitió como TV-movie.

 La serie se centra en la relación entre el criminólogo del FBI Will Graham y Hannibal Lecter, que comienzan a colaborar en la investigación policial. En la serie, Lecter no se nos presenta como un asesino (Fuller comentó en una entrevista que si no supiéramos tanto del personaje, ni lo veríamos venir...). La relación con Graham se nos muestra como una verdadera historia de amor de admiración mutua. Fuller ha comentado que ha creado un arco de personajes para siete temporadas, de manera que si la serie tiene éxito con la audiencia, en principio no sufriremos esa sensación que a menudo tenemos con las series de que nos están alargando lo inalargable. De esta manera, las tres primeras temporadas servirían para establecer las bases de la relación entre Lecter y Graham, la cuarta temporada empezaría a adaptar el libro de "El dragón rojo" y así sucesivamente seguiríamos recorriendo toda la saga literaria, llegando a conocer a Jame Gumb (paciente de Lecter que se convertirá en el asesino Buffalo Bill de "El silencio de los corderos") e incluso a Clarice Starling que en la gran pantalla fue interpretada por Jodie Foster.


En el papel de nuestro caníbal favorito tenemos al actor danés Mads Mikkelsen, visto este año en “Un asunto real”, nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Este actor de 47 años tiene realmente una cara muy inquietante y ya tiene experiencia ejerciendo de villano (en “Casino Royale” interpretaba a Le Chiffre, una de las primeras némesis de Bond, James Bond). Como agente especial Will Graham tenemos a Hugh Dancy, actor de 37 años de procedencia inglesa que ya había trabajado en alguna serie de TV, por ejemplo fue el moribundo amigo de Laura Linney en “The Big C”. Este personaje ya fue interpretado por William Petersen (Grissom en “CSI, Las Vegas”) en “Hunter” y por Edward Norton en su remake, “El dragón rojo”. Algunos críticos de la prensa internacional ya han destacado el buen trabajo que realiza Dancy en la serie. Otro personaje habitual del universo “Hannibal” es Jack Crawford, jefe del departamento de ciencias sobre el comportamiento y jefe de Will, que en “El silencio de los corderos” fue interpretado por Scott Glenn y en “El dragón rojo” por Harvey Keitel. En esta ocasión muta su color de piel y es interpretado por Laurence Fishburne, que entre 2008 y 2011 formó parte del cast habitual de “CSI, Las Vegas” y que para mí siempre será el profético Morfeo de “Matrix”.

Entre los personajes secundarios, destacamos a Gina Torres como la esposa de Jack Crawford (actualmente en la serie “Suits”, pero que yo siempre recordaré como la bien entrenada archienemiga de Sydney Bristow, Anna Espinosa, en "Alias"). Otro antipático personaje de “El silencio de los corderos” tiene un, de momento, pequeño papel en la serie, se trata del Dr. Frederick Chilton, jefe del hospital para dementes criminales de Baltimore, que acabará siendo uno de los grandes enemigos de Lecter cuando consiga encerrarlo. Y, finalmente, un grato regreso al mundo de las series de TV, el de Gillian Anderson (la agente Scully en “X-Files”), que aquí interpreta a la Dra. Bedelia du Maurier, la psiquiatra de Lecter.

El piloto se estrenó este jueves en EEUU con una media de 4.31 millones de espectadores, lo cual para la cadena NBC no es un fracaso, pero tampoco un gran logro. Este primer episodio tiene un inquietante ritmo lento, que ayuda a crear un cierto clima de angustia, sus valores de producción están a la altura de cualquier película "made in Hollywood". A mí me enganchó, tendremos que esperar a ver cómo desarrollan la trama de uno de nuestros malvados favoritos. Aquí os dejamos el trailer para que vayáis abriendo boca. Bon appétit!!



David


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada