viernes, 12 de abril de 2013

British Series' Story (II)

Como ya comentamos en un post anterior, las series Británicas están teniendo mucho éxito en los últimos años y por eso hemos querido hacer algunas recomendaciones, aunque es difícil hacer una selección para todos los públicos, aquí tenéis algunas propuestas.


Sherlock: Todos los fans de la serie estamos expectantes a que la tercera temporada de Sherlock salga a la luz este año, pero parece ser que se está haciendo de rogar y eso no es bueno para una serie de tan sólo 3 episodios por temporada y 2 temporadas. No es la típica historia de Sherlock, y aunque es otro tema más que trillado, el personaje de Sherlock es espectacularmente fiel a lo que se supone sería la mente de alguien como Sherlock Holmes (Benedict Cumberbatch): pirado, exigente, perfeccionista, impredecible, extravagante, inteligente, brillante... Aunque quien de verdad a sacado partido a la fama de la serie es Watson (Martin Freeman) que ha interpretado a Bilbo Bolsón en la trilogía de El Hobbit, aunque Cumberbatch también ha participado en esta superproducción poniendo la voz al dragón Smaug y al personaje del Nigromante, y tampoco le van nada mal las cosas ya que, tras interpretar al Mayor Steward en War Horse de Steven Spielberg, muy pronto le veremos como el villano de Star Trek Into Darkness dirigida por J. J. Abrams.

Broadchurch: Situada en la ficticia ciudad de Broadchurch, es inevitable que esta serie nos recuerde un poco a The Killing por su lento desarrollo y atmósfera en la que el tema principal no es tanto el asesinato como el impacto que éste tiene en la comunidad. Chris Chibnall es el encargado de traernos esta serie en la que Olivia Colman y David Tennan interpretan a la pareja de policías que investigarán el asesinato. Como curiosidad, Olivia Colman declaró que sólo cuatro personas del reparto conocían la historia completa y, por lo tanto, quién era el asesino... así que, ¡hagan sus apuestas!

Misfits: Misfits relata la historia de unos jóvenes que están realizando servicios a la comunidad cuando un día, tras una extraña tormenta, reciben poderes sobrenaturales. Es una serie interesante, con una mezcla de acción y comedia, que subió demasiado deprisa y fué perdiendo fuelle a partir de la segunda temporada. Uno de los personajes más interesantes era Nathan (Robert Sheehan), que con su descarada personalidad nos mantenía enganchados totalmente a la historia.

Accused: Accused no es una serie para todos los públicos, tanto por su lento ritmo como por su tono dramático. Cada episodio narra la historia de un personaje que está esperando su veredicto y de cómo ha llegado a ser juzgado por un tribunal, lo que a veces resulta diferente a lo que nos imáginabamos al principio del capítulo. Hay dos cosas que nos pueden motivar a ver esta serie de Jimmy McGovern: que cada episodio es una historia diferente (por lo que no te pierdes en la trama si te pierdes un episoio, es como si estuvieran viendo una película de corta duración) y que es una serie controvertida que ha recibido muchas críticas, especialmente en el segundo episodio de la primera temporada, por resultar irrespetuso a los soldados birtánicos según algunas opiniones.

Being Human: ¿Qué pasaría si un vampiro, un hombre lobo y el fantasma de una chica compartieran piso? Esta es la premisa de Being Human, una serie que ya tiene su versión americana, aunque siempre es mejor conocer la original. Su creador, Toby Withouse, debe sentirse afortunado por la gran acogida que tuvo esta, en principio, modesta serie. Además de su remake para USA la serie tuvo un spinoff llamado Becoming Human que narra una historia similar pero adaptada para el público adolescente.



Naiara



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada