jueves, 14 de febrero de 2013

The Walkers R back!



Después de 70 días de parón, por fin volvemos a tener a los Walkers deambulando por el salón de casa, con el episodio 9 de esta tercera temporada de 16 episodios. Señores de la AMC, un parón de casi mes y medio no es un parón navideño; yo el 10 de febrero ni recuerdo ya de qué color viste Santa Claws...

Esta tercera temporada ha llegado llena de nuevas incorporaciones: el Gobernador (¿qué le pasa a este hombre? y ¿por qué todo el mundo parece venerarle?), Michonne (mujer de pocas palabras y muy diestra con su katana) y Milton Mamet (ese científico nerd que estudia el comportamiento de los Walkers).

Pero también llena de bajas: T-Dog (que cumple la leyenda que corre de que los personajes de color no pueden sobrevivir en las pelis de terror...) y Lori (¿está realmente muerta?, ¿pudo fallar el tiro Carl?, en los cómics sobrevivía al parto, aunque luego moría en manos del Gobernador… Como espectadores, los guionistas americanos nos han hecho extremadamente desconfiados y no pronunciamos la muerte de ningún personaje si no visualizamos el cadáver; aunque hay más interrogantes entorno a la “muerte” de Lori ¿se le aparecerá a Rick en forma de poltergeist ahora que éste está perdiendo la cabeza? ¿se le acabó realmente el contrato a Sara Wayne Callies o regresará de su presunta muerte como hizo en “Prison Break”, yo ya no me fío de esta mujer…).

Otra novedad de esta temporada es el intrigantemente perfecto pueblo de Woodbury, donde los pajaritos cantan y el sol siempre brilla. Da miedo hasta qué punto se parece a Wisteria Lane (no me extrañaría que fuera el mismo decorado, ahora que “Desperate Housewives” ha pasado a mejor vida…), lo que da pavor, porque estoy constantemente expectante de que aparezca Bree Van De Kamp con su inamovible cabellera roja y su cestita de muffins caseras…

Un tema inquietante de la nueva temporada es la actitud de Andrea ¿alguien la entiende? ¿tanto le gusta el Gobernador que no quiere volver con su antigua troupe? ¿tan bueno es éste en la cama? ¿o es que se le ha subido a la cabeza eso de ser la Primera Dama?

En todo caso, esta temporada está siendo mucho más dinámica que la segunda, donde todos nos preguntábamos constantemente cuándo iban a decidir marcharse de la granja de los Greene y cuándo se darían cuenta de que era imposible que Sophia siguiera viva y que no valía la pena malgastar más vidas por encontrarla; o que se pasaran todo un episodio decidiendo si sacar un Walker atascado en un pozo (cualquiera se bebe esa agua...). Siguen manteniendo muy bien las intrigas planteadas, sobre todo con los finales de los episodios que te hacen estar esperando toda la semana que llegue el domingo (el lunes para los que vivimos al otro lado del oceano Atlántico). Afortunadamente, ¡¡¡la serie ha sido renovada para una cuarta temporada!!!


Seguiremos enganchadísimos a esta serie y, recordad: "Combatid a los muertos y temed a los vivos"

David

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada