lunes, 6 de abril de 2015

Person of Interest: Betty Draper


Ayer noche dio comienzo la recta final de "Mad Men", se emitió el primero de los siete últimos episodios de su séptima y última temporada, ya que, como ya sabemos, ésta ha sido dividida en dos partes, algo que ya se está convirtiendo en una costumbre de muchas series ("The Sopranos" y "Breaking Bad", también lo hicieron, por ejemplo). Por ese motivo, al igual que el año pasado, he decidido dedicarle un post a una de las apasionantes mujeres que se esconden tras esta serie de hombres. Si el año pasado, hicimos lo propio con Joan Harris, este año le ha tocado a la más "mad woman" de todas, Betty Draper, ahora conocida como Betty Hofstadt Francis. Esta bella mujer, bajo su apariencia angelical que mezcla la elegancia y el look de Grace Kelly con la aparente candidez de Doris Day, esconde una mujer "mu loca", neurótica a más no poder, amargada y amargante, infeliz, frustrada; que bebe como una cosaca, fuma como un carretero y que no tiene ningún problema en arrearle una ostia a cualquiera de sus hijos (la educación de las nuevas generaciones es lo primero...) o abofetear a una vecina en la sección de ultramarinos del súper por ser una madre soltera y con ello un peligro para el vecindario. Los tembleques de sus manos en la primera temporada ya apuntaban que esta mujer no está fina...


Betty fue la primera mujer de Don Draper y la madre de sus tres retoños. Comenzó la serie como una ama de casa aburrida, con poco o nada que hacer. La limpeza y el cuidado de sus hijos corre a cargo de una asistenta y la bella Betty abandonó su carrera como modelo al casarse con el interesante Don. A lo largo de la serie Betty nos ha ofrecido un sinfín de mad moments de esos que hacen las delicias de todos los seguidores. Aquí os dejo un vídeo que os ayudará a entender a esta complicada a la par que maravillosa mujer:


Los mad moments de Betty:


1) The Birds: Betty, toda cabreada tras ser rechazada en un trabajo como modelo, cigarro en boca, rifle en mano y ataviada con un visillo blanco monísimo se pone a jugar al “Angry Birds” con las palomas del árbol del vecino. Dont't mess with Betty! Aviso Legal: "Ningún animal sufrió daños durante el rodaje de esta escena".


2) Sally Draper descubre lo que vale un dedo: la hija de diez años de Don y Betty se masturba en casa de un amigo del colegio donde se queda a dormir y el padre de éste la pilla y la lleva de vuelta a su casa. Betty (con su monísimo peinado a lo Doris Day) le dice que si lo vuelve a hacer le cortará los dedos… Claro que sí, Betty, tú sí que vales como madre!

3) Pon una lavadora en tu vida: inolvidable escena masturbatoria protagonizada por la "angelical" Betty Draper. La verdad es que Betty tiene poco trabajo, tiene una sirvienta que le hace la casa y le cuida los hijos, y el aburrimiento es lo que tiene, que o comes o te tocas un poquito... En este caso, Betty se pone "toa burra" con el triqui-traca de la lavadora y con la cabeza llena de fantasías sobre sexo con hombres desconocidos, y así alcanza uno de los mejores orgasmos de su vida. Luego, cuando su "dulce" hija (Sally) se hace un dedillo en casa de un amiguito, le pega una ostia que no veas, reprochándole que ese no es el comportamiento adecuado de una señorita. Betty en el fondo es un Don en potencia. Recordemos que en un episodio se tira a un desconocido que conoce en la barra de un bar, en el baño del local y que en la última temporada (cuando ya no está con Don) se lo tira a lo macho cabrío, y luego es ella a la mañana siguiente la que no quiere saber nada de él...


4) Betty se pone como el quico: durante la quinta temporada la actriz January Jones, quien interpreta a Betty, se quedó embarazada y por ese motivo su presencia en la serie se vio reducida. Aún así, los guionistas, que no querían cargar al personaje con un cuarto hijo, decidieron aprovechar el aumento de peso de la actriz para abrir una línea argumental entorno al constante aburrimiento de ama de casa de Betty, un tema recurrente en la serie. Pues bien, en la quinta temporada a Betty le da por comer, se zampa todo lo que pilla, bollos, galletas, cereales, patatas de churtería, helado, de todo..., y se pone bastante hermosa, la verdad. Para hacer la historia aún más absurda, a Betty le da por afearse tiñéndose el pelo de negro azabache... No tiene desperdicio...


5) Betty la buena madre IS BACK!: en un momento de la serie Sally (ya convertida en toda una adolescente que estudia y reside en un internado para chicas) es expulsada. ¿Y qué decide hacer ese modelo de conducta llamado Betty Draper? Dejar que su hija fume un cigarrillo en el coche junto a ella. Ya que tiene que hacerlo, mejor que lo haga en su presencia. Yo es que le hago la ola a esta mujer, vamos...


De hecho, valdría la pena hacer un manual con los consejos que Betty, como buena madre, le ofrece a su querida hija. Perlas como "No beses a chicos, deja que los chicos te besen" o cuando Sally le suelta a Betty "Cuando era pequeña a veces hacía ver que no eras mi madre" a lo que la loca de Betty responde "Yo también".

6) Betty se convierte en Don: me encantó ya en la sexta temporada cuando Betty se encuentra por casualidad con Don en un hotel. Ya no son marido y mujer, de hecho ambos se han casado nuevamente con nuevas parejas. Betty está radiante y ahora ésta se convierte para Don en un trofeo inalcanzable y con ello en algo mucho más deseable. Pero esta vez es Betty quien se folla a Don como un hombre, quien se aprovecha de él, quien toma el mando, para abandonarle la mañana siguiente sin dar demasiadas explicaciones, del rollo "Ya te llamaré..." Betty se compadece de Megan (la nueva esposa de Don), pero a la vez se siente aliviada de no ser más esa pringada...


Por si no os habéis enamorado ya de Betty, conoced a January Jones a través de las fotos frikys que cuelga en Instagram, convertiros inmediatamente en followers de "la January" que por las fotos que postea parece la amiga divertida que todos queremos tener. Aquí os dejo una selección:


Pa comérsela ¿verdad?

David


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada