viernes, 9 de enero de 2015

TV-Movie Time: Hello Ladies: The Movie

En 2013 la cadena privada HBO estrenó una dramedy llamada "Hello Ladies", que tuvo la mala suerte de ser cancelada tras la emisión del último episodio de su primera temporada. La producción venía de la mano del cómico británico Stephen Merchant, creador, guionista y protagonista de la serie y giraba en torno a un inglés muy torpón con las mujeres (Stuart Pritchard), que se instala en la ciudad de Los Angeles para alcanzar su "American Dream", llegar a acostarse con una modelo. Stuart es tremendamente torpe, socialmente hablando, no tiene ni idea de cómo entrarle a las chicas (de ahí el título de la serie: "Hello Ladies" es lo que los americanos llaman su "Pick up line"; sería el equivalente en español a un Hola ¿Estás sola? o un ¿Bailas? o incluso un ¿Estudias o trabajas?, es decir, una frase trillada y nada seductora para ligar con chicas). Es una persona muy awkward, que siempre mete la pata, que lleva las bromas demasiado lejos haciendo que terminen siendo de todo menos graciosas, y que la gente que las escucha se sienta incómoda, un completo LOSER. Pero, a pesar de todo, terminas sintiendo por él una mezcla entre tristeza, vergüenza ajena y profunda ternura.


Como ya comenté el el post que le dediqué a esta serie, tras su cancelación, la HBO se comprometió a rodar un episodio especial para terminar de cerrar todas las tramas que hubieran quedado abiertas. Pues bien, casi un año más tarde de la emisión su su último episodio, el sábado 22 de noviembre del ya año pasado la cadena emitió una tv-movie con el original título de "Hello Ladies: The Movie" de 80 minutos de duración para darle el broche final que se merecía, y en mi opinión lo hizo.

La acción se sitúa justo unos meses después del final de la serie. Recordemos que Stuart le confesó a su compañera de piso (Jessica) que sentía algo más que lo que deberíamos sentir por un/a compañera de piso (sí, Stuart tiene sentimientos... es algo más que un tipo larguirucho y un poco incómodo de ver, es alguien capaz de llegar a sentir ¿amor? si encuentra a la persona indicada), pero siguen conservando una fiel amistad, la química entre estos dos traspasa la pantalla. Se trata de la fiesta del 30 cumpleaños de Jessica, demoledora la frase de una "amiga" que le dice "Nos estamos haciendo las dos tan viejas, tú cumples 30, yo 26...", una persona de 37 ya es digamos Tutankamon, vamos... Jessica sigue intentando abrirse camino como actriz, como el 99,9 % de la gente en L.A., y se le ha brindado una oportunidad de oro: participar en un spot de yogures para niños, donde tiene que ser perseguida por un monstruo animado digitalmente (Yogi) que, por supuesto, ella no ve. Hilarante es la audición para este spot, humillante a más no poder (le hacen correr en círuclos como si el monstruo la persiguiera, que la tire al suelo..., una verdadera bazofia de anuncio...) En esta fiesta de cumpleaños obviamente no podía faltar su gran amigo Stuart, que a pesar de sus sentimientos por ella, quiere estar ahí el día de su cumpleaños. Éste recibe una llamada inesperada, su ex-novia de Reino Unido viene a visitarle con su actual marido, el tipo por el que dejó a Stuart, y por supuesto Stuart quiere demostrarles que ha conseguido el sueño americano: salir con una modelo y que las cosas le vayan tremendamente bien, quiere que conozcan a Stuart 2.0, la versión renovada del viejo Stuart, una versión que no existe realmente, ya que Stuart sigue siendo el mismo de siempre, aunque esta vez rodeado de modelos guapas con las que no logra acostarse ni a la de tres...


Stuart quiere conseguir una modelo para hacerse pasar por su novia para cuando venga su ex-novia inglesa y su marido. Como no lo consgiue, finalmente es Jessica quien se hará pasar por su pareja, al fin y al cabo es una actriz wannabe, pues este es su gran momento para demostrarlo, hacer creer a la ex-novia de Stuart que siente algo por él (porque no siente nada por él, ¿verdad?). Éste es un buen recurso, cuando dos que nosotros sabemos que estarían estupendamente juntos, porque se entienden a la perfección, tienen que fingir, por circunstancias de la vida, que están juntos; un recurso trillado, sí, pero que sigue funcionando...


Mientras tanto Jessica, tras el sonado fracaso de la audición para el mencionado spot publicitario, decide abandonar su carrera como actriz (si es que algun día la tuvo...) y de rebote abandonar a su manager (con el que se acostaba, pero que se aprovechaba de ella en todo momento, prometiéndole un gran papel que la lanzaría al estrellato que nunca llegaba...). Muy divertida es la escena en la que Jessica asiste a una entrevista de trabajo para atender llamadas en un call center y le piden su experiencia profesional anterior, ella destaca elementos como lo bien que hace claqué o el hecho de que puede hacer artes malabares. La entrevista la detiene rápidamente para indicarle que se centre en hablar de habilidades que puedan servirle para este trabajo, a lo que ella rápidamente responde "bueno, supongo que tendré que hacer malabarismos para atender todas esas llamadas. Añade el sentido del humor entre mis habilidades..." Realmente hay que destacar el talento cómico de Christine Woods, la actriz que interpreta a Jessica y que esta temporada hemos podido ver en un papel radicalmente diferente en "The Walkind Dead".


A partir del momento que llegan Trudy y Mike, la ex-novia de Stuart, y su marido la farsa está servida. Estos son los típicos pueblerinos que se comportan como auténticos turistas cuando llegan a L.A. y lo primero que quieren es que Stuart les invite a una de esas fantásticas fiestas repletas de estrellas de cine de Los Angeles. Finalmente, Stuart consigue llevarlos a una de esas fiestas, en la que se encuentran nada más y nada menos que con Nicole Kidman. Otro momento hilarante en el que Stuart para hacerse el interesante les dice que la conoce, obviamente no es así, inmediatamente Trudy, que se declara una fan incondicional de la Kidman, le pide que se la presente y ahí empieza la diversión de las continuas situaciones humillantes que han sido un sello de la casa durante toda la serie y que tanto nos han hecho reír.


La tv-movie que sirve como cierre de las andanzas de este personaje entrañable e incómodo a partes iguales tiene un final convencional, pero que no por ello deja de funcionar y que nos ofrece lo que todos queremos un final feliz, pero sin perder un ápice de la ironía y el tono agridulce que han hecho de esta serie una pequeña joya, en mi opinión injustamente tratada y que mucha gente seguro que todavía tiene por descubrir.

Os dejo el link de post que le dediqué a la serie para ver si os animáis a verla:

http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/03/esas-comedias-tristes-ii.html

Sólo nos queda decir Goodbye, Ladies!

David






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada