viernes, 19 de septiembre de 2014

Descubriendo a Carter


Es la primera vez que este blog le dedica un post a una de las series del canal juvenil MTV, el canal que se encuentra detrás de la producción de éxitos como "Awkward", "Teen Wolf", "Faking It" o ahora esta nueva apuesta "Finding Carter", que se estrenó el 8 de julio como parte de la parrilla veraniega y que ya ha sido renovada a una segunda temporada que dará comienzo en el 2015, aún sin fecha de estreno. La primera temporada de 12 episodios finalizó el pasado martes, y el motivo que me ha llevado a escribir sobre ella es principalmente que aún y tratarse de una serie destinada al público adolescente (que yo ya no lo soy, mal que me pese...) la serie es tremendamente entretenida, no está nada mal escrita, tiene unos personajes interesantes y ya en el piloto lo dio todo ofreciendo algunos de los ingredientes que toda buena serie tiene que tener para engancharte: tensiones sexuales no resueltas, triángulos amorosos, secuestros, fugitiv@s, cuernos, malos rollos entre padres e hijos, y un reparto de actores jóvenes y no tan jóvenes que nos ofrecen unas interpretaciones totalmente convincentes.


La serie tiene la siguiente interesante premisa: Carter es una joven que tiene una vida perfecta con su madre soltera Lori, hasta que un día es detenida por la policía tras cometer la típica gamberrada de adolescentes. Todo parece de lo más normal, hasta que los padres de los otros chicos y chicas implicados en la gamberrada vienen a recoger a sus respectivos hijos, menos la madre de Carter. La policía lleva a Carter a una salita y allí le revela algo que cambiará su vida para siempre. Carter fue secuestrada cuando era sólo una niña de 3 años y la persona que creía que era su madre era en realidad su secuestradora. Ahora, Carter tiene que regresar con su familia biológica, y convivir con una madre, un padre, una hermana gemela, y un hermano pequeño que no conocía.


Cierto es que cuando vi el episodio doble del estreno, me gustó bastante, pero pensé que dicha premisa no podría ser alargada demasiado. Lo cierto es que sus 12 episodios han tenido subtramas de relleno típicas de las series adolescentes: jugueteos con las drogas, amigas que se cabrean por chorradas, primerao encuentros sexuales, etc. Pero aún así no ha perdido el norte y ha sabido en todo momento dar buenos giros a su trama principal, manteniendo algunos secretos sin revelar que me han hecho permanecer enganchado, queriendo ver qué es lo que iba a suceder en el episodio siguiente.

Puntos fuertes de la serie:  

1) El elenco de actores y actrices. Destacamos a Kathryn Prescott, a la que ya conocíamos de "Skins", donde interpretaba a Emily en la segunda generación de la serie junto a su hermana gemela en la vida real (Megan). Prescott pierde su british accent de manera convincente y nos sabe dibujar a una Carter confusa, a quien se le ha venido abajo todo el mundo en el que cómodamente se encontraba y ofrece una interpretación con matices que lejos se encuentra de la de algunos monigotes que se pasean por las producciones juveniles. Gran frase cuando por primera vez su madre biológica (Elizabeth), la recoge en coche para llevarla a su nueva casa y la llama Lyndon (el nombre que ella le puso) a lo que Carter responde: ¿Puedes entender que toda mi vida me ha sido arrancada? Mi nombre es todo lo que me queda. También destacamos a Cynthia Watros interpretando a Elizabeth (la madre biológica de Carter), la recordaremos como Libby (la chica que consiguió robarle el corazón a Hugo en "Lost"). Difícil papel el que le toca jugar a Elizabeth, porque tiene que suplantar a la madre/secuestradora a la que Carter adora. Su relación comienza siendo difícil, pero tiene una interesante evolución. Para acabarlo de complicar todo, Elizabeth es policía y lleva todos estos años intentando encontrar a la madre que secuestró a su hija, y además está manteniendo un affair con un compañero del trabajo y estaba planeando dejar a su marido hasta que apararece Carter... El culebrón está servido...



2) Interesantes personajes secundarios. Entre ellos quiero destacar a Taylor, la hermana gemela de Carter/Lyndon, a la que se parece como un huevo a una castaña, tanto en lo físico, como en lo personal. Taylor es una chica ejemplar, buena estudiante, buena hermana y buena hija (si hasta es la que prepara la cena cuando Elizabeth llega tarde del trabajo...). Taylor tiene un puntillo nerd, que me encanta, porque en el fondo no es tan diferente a Carter y también quiere cometer locuras como ella, pero tras el secuestra ha sido el recuerdo en vida de lo que ocurrió, la prueba viviente de que existió una hermana a la que secuestraron y a la que no volverán a ver... Este personaje sufre una gran evolución para bien y para mal, gracias a la influencia de su "nueva" hermana... Si el personaje de Taylor me gusta, aún me gusta más el personaje de Max, el ex-novio de Carter, el último vínculo que le queda a Carter de su vida anterior, y que se ha convertido en su mejor amigo. Max da como buen rollito, tiene una especie de paz interior que siempre ayuda a Carter en su difícil posición. Adorable es el URST que pronto aparece entre él y Taylor, una pareja diferente, que ha llegado a interesarme mucho más que los devaneos amorosos de la propia Carter... Y, finalmente está Grant, el hermano pequeño de Carter, nacido unos años después de su desaparición. Este pequeñajo es un crack, un verdadero cínico con tan sólo 11 o 12 años... Él mismo se autodenomina como el "hijo de respuesto".


3) Sus constantes giros. Personajes que no son lo que parecen, dobles caras, buenos que parecen malos y malos que parecen buenos, disparos accidentales con trágicas consecuencias, nuevos secuestros, los constantes intentos de Lori de contactar con Carter, luciendo las más ridículas pelucas, peligro, personajes que ves que se están equivocando, pero que uno sentado cómodamente en el salón de su casa no puede hacer nada para evitarlo... Todo ello mezclado en un cocktail que nos ofrece un teen drama, que lejos se encuentra de la ñoñería, y que en algunos momentos incluso flirtea con el thriller, por su suspense y sus constantes giros. 


A mí me ha convencido, la pregunta es: ¿Os he convencido a vosotros?

David

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada